En el post de hoy quiero hacer un homenaje a un día cargado de significado:

El 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Tierra, una fecha en la que será importante tomar consciencia, valorar y disfrutar de la riqueza que nos ofrece nuestro planeta, pues es salud, es vida y es energía.

Como bien sabéis, desde niña he sido una amante de la naturaleza. En ella me he inspirado, creando diseños únicos con carácter de piedras y espíritu de plantas, pues de bosques, prados y valles  he cogido mil ideas transformándolas en piezas especiales.

Por ello, he decidido que los protagonistas de hoy sean las piedras, mis herramientas para trabajar y la naturaleza, mi musa para soñar.

En total, son 5 las historias donde joyas y naturaleza se unen creando una relación poderosa, una oda a la belleza de las piedras, a la delicadeza de las plantas y a la elegancia de su combinación en la joyería:

Pasad, leed  y disfrutad de esta bonita amistad:

Diamantes y azucenas.

Los diamantes siempre han sido los reyes de la joyería. Nadie les discute su protagonismo, de ahí que siempre se lleven todos los halagos.  Pero las azucenas no se quedan atrás. También quieren ser el centro de atención y eso se nota, pues acompañan a los novios vistiendo las bodas de blanco.

Para esta bonita relación, os presentamos los pendientes diamantes y rubíes y los pendientes pequeño lago. El poder del diamante y la calidez y blancura de la azucena, se unen creando dos piezas únicas para mujeres que quieran sentirse protagonistas, mujeres auténticas.

Lapislázuli y Lobelia.

La profundidad del azul es lo que caracteriza a esta pareja. Su color recuerda a la inmensidad de la noche, a la intensidad de un viaje nocturno.

En esta ocasión, hemos escogido una pareja de complementos: el colgante Lapislázuli y los pendientes Lapislázuli, donde el intenso azul recuerda a la flor que se enamoró de la magia y profundidad de la noche.

 

 

Ámbar y Girasol.

Ambos están caracterizados por una misma pasión, la luz.

El ámbar encierra en su delicada estructura la esencia de la luz, la magia del sol. El girasol vive obnubilado por atrapar cada rayo de luz que el día regala, el sol es la esencia de su vida, su preciado tesoro.

Los pendientes ámbar en estambre y el colgante hojas y ámbar combinan a la perfección la luz y energía del ámbar con la alegría y el movimiento del girasol.

 

Ópalo y Enset.

Del corazón de Etiopía surgen nuestros dos protagonistas: el Ópalo y el Enset. Exotismo y color, dan lugar a dos tesoros africanos. Si lo que estás buscando es la originalidad, el Ópalo es lo que necesitas.

Esta mágica relación podemos encontrarla en nuestros pendientes Ópalo Etíope, cuyo color cambia según la luz del día y el estado de ánimo, una joya cargada de significado.

 

 

 

 

 

 

Perla y Cala.

No hay mineral más interesante que la perla. Ya su sola creación evidencia la delicadeza y el hechizo que esta piedra representa. Y no hay mejor aliado de la perla que una planta cuya floración es tan espectacular como la cala.

Delicadeza, luz y elegancia.

La esencia de esta pareja la hemos transformado en forma de pendientes.

Los Pendientes Perla y Gemas y los Pendientes Barrocos, son los elegidos.

 

 

 

Joyas y naturaleza, poder y delicadeza, mensaje y significado.

Por el Día de la Tierra llenemos cada rincón de su esencia, que las flores y las plantas invadan nuestra rutina con las piedras como compañeros.

Y vosotros, ¿qué opináis?

Estoy deseando leeros,

Laura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *